Mi historia

Hola llevo por nombre Elisabeth y deseo contar lo que me ocurrió en mi 20 celebración. Soy una chavala rubia, alta, con un cuerpo medianamente bien, con unos pechos enormes y un trasero conveniente duro y a mis 20 años aún no había tenido sexo con ninguna persona. Tengo a mi mejor amigo Nathan que no se saca ni un pelo en meterme mano al trasero y a mis tetas.
La tarde- anochecer de mi 20 aniversario vimos un maratón de películas de temor, acompañadas de pizzas y chocolatinas, ese día cara mucho frío y estábamos solos en mi casa así como dos amigos más que se habían anotado. Nathan y estábamos en exactamente el mismo turca abrazados y arropados con una manta calentita y carente cortarse, coge mi mano y de manera delicada empieza a bajar mi mano suavemente inclusive llegar a su glande, trate de soltarme mas me ganaba en fuerza, y de súbito comencé a sentir pellizco hinchado en su pantalón y estuvo mi mano carente dejar de tocar su miembro fuerte. Al lapso nuestros amigos se fueron a dormir a las habitaciones de convidados y nos dejaron solos en el exhibición a Nathan.
En el periquete en que nuestros amigos nos dejaron solos en el aposento y en la mitad de la obscuridad Nathan se incorpora y de repente empieza a besarme en el agujero bajando de manera delicada inclusive llegar a mi cuello mientras que me besa, me sube la camisa, deseaba que parara porque no estaba aún dispuesta para tener sexo, mas me fue imposible… Tras besarme se detuvo y se quedó mirándome con sus ojos color verdes corindón y comenzó a desceñir el pantalón y mi agitación empezó a asomar, en el tiempo que Nathan se puso encima mío no puse resistencia y Empecé a besarle perdidamente y a quitarle su camiseta mientras que me desabrochaba mi pantalón …llegó un instante en que los dos estábamos en lencería y, súbitamente Nathan me murmura al atención de que se marcha a poner el funda, a lo que afirmo con mi cabeza.

Nathan me quitó el sostén y empezó a bajarse los boxes negros inclusive dejar ver su falo grande y elevado, tras esto me quitó las bragas y comenzó a masturbarme con sus corazón, de adentro cara externamente suavemente y poco a poco más excitada y con ganas de que me embistiera con su bálano.

Nathan me murmura en artículo baja que si me agrada, y no puedo negarme, estoy desmesurado mojada y excitada al unísono, lo continuador me mete poquito a poco su falo y comienza a moverse a un ritmo suave y estoy por poco a puntito de llegar al asombro. Nathan se mueve poco a poco más veloz y sus embestidas son pero fuertes, y no puedo más y dejo que mi cuerpo disfrute de esa corazonada tan agradable de llegar al clímax. De esta manera fue mi primera vez y mi primer culminación con mi mejor amigo Nathan

Un pensamiento en “Mi historia

Los comentarios están cerrados.